La cantante Ke$ha, vestida como Shakira y un poco bebida invita a una ronda de crack a su público que es lo puto más. Al final Taylor la tiene que sacar del escenario:

Cariño, la ambulancia está fuera.

Comments are closed.